La raza

PATRON RACIAL DEL BRAFORD

El patrón racial de Braford establece en forma general el tipo externo cuya búsqueda se favorecerá. Su descripción corresponde a los biotipos más productivos en las condiciones de campo en que habrá de evolucionar esta raza sintética.

El orden seguido: fertilidad, desarrollo, conformación y color) como atributo de identificación racial y como carácter de adaptación al ambiente= esta en relación con la importancia económica relativa de cada uno de estos caracteres para el criador.

Para apoyar a sus asociados en el desarrollo del Braford, esta ha dado especiales instrucciones acerca de fijar un fenotipo, dando el peso justo a la importancia de los atributos positivos y de los defectos, según los cuales se aceptaran o rechazaran los animales inspeccionados. Un criterio netamente orientado a la producción unido al apoyo de toda manifestación fenotípica de visible adaptación al ambiente será el que debe primar al momento de la inspección, que es la instancia más importante de aplicación del patrón racial, y de convalidación del trabajo selectivo del propio criador. Estas son las características más salientes del patrón racial Braford:

1. SEXUALIDAD

MACHOS: Cabeza y cuerpo de aspecto masculino. En los machos astados la orientación de los cuernos será simétrica, siendo recomendable el descorné. En los mochos será deseable la característica “polled”, no obstante se aceptara la presencia de “espejuelos´” y tocos flojos, cuando las demás características fenotípicas así lo recomienden. Musculoso, a medida que evoluciona la edad, bien balanceado, con mayor desarrollo visto de lateral de su parte anterior, cuartos delanteros y profundidad del costillar anterior en relación a su parte trasera.

Pelo: Corto y lustroso. Los animales más fértiles son los mejores adaptados por lo que pelecharan siempre más temprano.

El pelo largo e hisuto o crespo y los animales atrasados en su peleche son indeseables.

Testículos: Los testículos a simple vista deberán mostrar: normalidad anatómica, buen tamaño (debe tener presente que el Braford de origen Nelore tendera a presentar menor volumen que el de origen Brahmán), buen desarrollo de la cola de los epidídimos, piel del escroto bien inervada y libre de pelos toscos.

Cuello del escroto claramente definido. Son deseables los escrotos pigmentados, en especial en su parte inferior. Se discriminara contra los testículos excesivamente pendulantes, no retractiles.

Prepucio: Tamaño mediano a corto. Retractable. Orientación ideal: ángulo formado por la línea ventral y parte anterior del prepucio 45º. Boca del prepucio mediana. En caso de haber pliegues (delantal), delante del orificio prepucial, desde una vista lateral, la línea inferior de los mismos no igualara ni excederá la boca prepucial. Mucosa interna prepucial retractable, no expuesta.

La exposición permanente de la mucosa interna es indicio de sub – fertilidad y aumenta la posibilidad de lesiones que derivan en prolapsos o inutilización del reproductor.

Para establecer un criterio uniforme de clasificación, se adopta el siguiente sistema de puntaje:

Prepucio 1

No es considerado lo más deseable cuando este asociado a individuos con pobres características masculinas o de poca adaptación a condiciones extremas.

Prepucio 4 y 5

Será rechazado.

 

Aplomos: serán funcionalmente correctos. Se trataran con mayor severidad los defectos de aplomos traseros que los delanteros dada su mayor relación con la efectividad de la monta natural.

Los garrones derechos, comunes en el Cebú y en especial el Nelore. Se admitirán en la medida que vayan acompañados de articulaciones netas sin engrosamientos blandos causados por acumulación de líquido sinovial.

Temperamento: En ambos sexos dócil pero alerta.

HEMBRAS: Cabezas y cuerpo de aspecto femenino. Cuellos finos y alargados. En las hembras astadas la orientación será simétrica. En las mochas será deseable la característica “polled”, no obstante se aceptara la presencia de “espejuelos” y tocos flojos, cuando las demás características fenotípicas así lo recomienden. Vista de lateral la hembra tendrá un balance opuesto al del macho, más liviana en su pecho y costillar delantero, que en el desarrollo de su parte trasera.

Pelo: En lo que hace al pelo valen las mismas condiciones hechas para los machos.

Ombligo: Mediano a chico. Sin cordones umbilicales fuerte visibles por la deformación cilíndrica que imprimen a lo largo del cuello del ombligo. Es deseable su pigmentación. (Observar en el cuadro grados de prepucio, arriba)

Ubres: Bien insertadas y balanceadas, en caso de hembras en lactancia se discriminara contra los pezones gruesos y las ubres carnosas o adiposas. Es deseable la pigmentación, especialmente en la parte inferior de la ubre.

Aplomos y temperamentos: Iguales condiciones que para los machos.

2. DESARROLLO Y CONFORMACION

En ambos sexos el desarrollo individual se evaluara siempre en relación a sus contemporáneos y a las condiciones ecológicas en que se desenvuelven.

Se favorecerá en machos los individuos que evidencien respecto al promedio del lote, una mayor ganancia diaria por día de edad. En este aspecto la SCBCU propicia las medidas concretas, si bien por razones de infraestructura en muchos casos esta estimación deberá hacerse por la observación detenida de cada animal.

Se favorecerán a los animales más largos y musculosos, de costillar suficientemente profundo coincidente con los biotipos más eficientes para la ganancia de peso en condiciones de pastoreo.

Se discriminará contra los animales hipermetricos, excesivamente altos y de costillar poco profundo, lo que en general está asociado con desbalances hormonales que afecta a la fertilidad y a individuos de pobre conformación y difícil engorde bajo las condiciones más comunes de las zonas tradicionales de cría.

La conformación general buscada favorecerá la mayor preponderancia muscular discriminándose contra las predisposiciones a la gordura excesiva relevadas en la mayor o menor soltura del cuerpo en las zonas donde la grasa se deposita: pecho, verijas y entrepierna.

Tipo de musculo: Se favorecerán los individuos musculosos, si bien dentro de estos será objetable todo desarrollo excesivamente transversal de las masas musculares que dan lugar a animales especialmente fuertes en sus paletas o en sus cuartos traseros por alta correlación de estos caracteres con la aparición de distocias.

El excesivo desarrollo muscular es un factor no deseable y podrá en caso de manifestación prominente ser factor de rechazo.

3. COLOR

En las variedades ¼ y 3/8 es imprescindible que la característica Pampa sea manifiesta, siendo deseable un mínimo del 50 % de la cara blanca. Se aceptaran solamente los animales de pelo colorado – en todas sus tonalidades- y los barcinos de fondo colorado con predominancia de este color sobre el negro.

Los animales salinos solo serán aceptados cuando esa característica este por debajo de la línea horizontal que pasa por la articulación del encuentro (escapulo – humedal).

Se buscara por medio de la selección disminuir el blanco de la cruz y del lomo. No se aceptaran excesos, especialmente en la región lumbar, anca y cola.

En la variedad ½ no se admitirán los pelajes tapados y overos.

En los ejemplares ¾ se descalificaran los negros tapados y los overos negros.

Los animales controlados, registrados, avanzados y definitivos, estarán sometidos a una mayor exigencia respecto de la definición del color.

Deberán ser colorados, bien definidos con ante – ojeras, bien pigmentados cumpliendo todas las características de color del Braford.

En estos registros los animales pampa negros, bayo, barcinos, overos y hoscos serán motivos de rechazo.

Si priorizara por parte del inspector que además del color los reproductores deberán ser mejoradores de la raza en sus características fenotípicas y funcionales al momento de la inspección.

Los animales que por sus características puedan ser merecedoras de tatuaje, pero que no presenten las características ideales en cuanto al color podrán a criterio del inspector ser tatuadas como preparatorios P 38.

MUCOSA EXTERIOR PIEL Y PEZUÑAS.

En las variedades ¼ y 3/8nseran pigmentadas. Se favorecerán, en especial, boca de prepucio, parte inferior de la ubre y escrotos colorados.

La mucosa orbital debe ser pigmentada, buscándose una continuidad de la pigmentación a la región periorbital, buscándose una continuidad de la pigmentación a la región periorbital, dándose preferencia a los animales con “anteojeras”. Los ejemplares con mucosa orbital totalmente despigmentada serán descalificados. No se aceptaran los animales con mucosas negras en los registros controlado, registrado, avanzado y definitivo.

En las variedades ½ y ¾ serán motivo de descalificación las mucosas despigmentadas, no así los negras.